Elegir el mejor modelo de ventas online para crecer con el comercio electrónico requiere un buen análisis de diversos aspectos. Uno de los más importantes es entender si es mejor vender en marketplace o e-commerce propio.

Es sobre esto que vamos a hablar en este artículo. Aquí listamos las principales diferencias de los dos tipos de canal de ventas, hablamos de sus ventajas y damos algunos consejos para que puedas decidir cuál es la mejor opción para tu emprendimiento.

Al final también vas a encontrar un tip especial para mejorar tu operación de ventas en línea e impulsar tu negocio. ¡No te lo pierdas!

Marketplace o e-commerce: características y diferencias de estos canales de venta

La diferencia entre marketplace y e-commerce está, principalmente, en la forma que estos dos tipos de canal de venta se estructuran y operan. Vamos a entender mejor cada uno de ellos.

Un marketplace es una plataforma en línea donde múltiples vendedores ofrecen sus productos o servicios en un lugar único. El canal de ventas actúa como intermediario, facilitando la conexión entre compradores y vendedores

En el marketplace, los vendedores son responsables por listar y administrar sus productos, mientras que la plataforma se encarga de toda la infraestructura y proporcionar el entorno comercial.

Por otro lado, un e-commerce es una tienda en línea operada por la marca propietaria. En este tipo de página, la empresa es la responsable exclusiva de desarrollar toda la infraestructura tecnológica y gestionar todas las etapas de la venta.

La tienda online está diseñada y personalizada según las necesidades y preferencias de la marca. Por ende, los consumidores tienen acceso solamente a los productos o servicios de esta empresa.

Las 7 principales diferencias entre marketplace y e-commerce

Aquí te dejamos una lista de las principales diferencias entre un marketplace y un e-commerce:

  • Modelo de negocio: El marketplace reúne múltiples vendedores en una plataforma única, mientras que el e-commerce es la tienda propia de una marca.
  • Alcance y audiencia: Los marketplaces tienen una audiencia establecida y un amplio alcance, permitiendo llegar a un público diverso. El e-commerce debe ser promocionado por el propio vendedor para atraer y mantener a su audiencia.
  • Infraestructura: Los marketplaces proporcionan una infraestructura ya establecida, que suele incluir soluciones de pago, envío, atención al cliente y herramientas de promoción. El e-commerce debe ser desarrollado y totalmente gestionado por el propio vendedor.
  • Competencia: En un marketplace, los vendedores compiten directamente con otros vendedores que están en la plataforma, eso puede aumentar la competencia. En una tienda en línea propia, la empresa tiene un espacio exclusivo para sus productos.
  • Personalización: El e-commerce propio ofrece mayor libertad para personalizar la apariencia, el diseño y la experiencia del usuario según las necesidades y preferencias del vendedor. En un marketplace, los vendedores tienen que seguir los modelos y reglas de la plataforma de ventas.
  • Responsabilidades: En un marketplace, la plataforma se encarga de gran parte de las tareas como el marketing, el procesamiento de pagos, la gestión logística, entre otros. En el e-commerce, el vendedor es responsable de todas estas tareas.
  • Calificaciones y reputación: Los marketplaces generalmente cuentan con sistemas de calificación y comentarios de los compradores para los vendedores, lo que ayuda a construir una reputación en línea. En la tienda propia, la reputación se construye de forma más lenta y requiere más esfuerzo de marketing.

Considerando estas diferencias, podemos decir que ambos modelos de comercio electrónico tienen sus ventajas. Para ayudarte a elegir la mejor opción, vamos a hablar de cada uno de ellos.

Ventajas de vender en marketplaces

Una de las principales ventajas de vender en marketplaces es la posibilidad de alcanzar una amplia base de clientes potenciales. Estas plataformas suelen contar con una gran cantidad de visitantes y atraer a consumidores que ya saben lo que quieren comprar. 

Al vender en un marketplace, el vendedor obtiene una mayor visibilidad y exposición en comparación con tener solo una tienda en línea independiente. Con eso, hay potencial para atraer a nuevos clientes que de otra manera no habrían llegado a sus productos.

La infraestructura y las herramientas de venta están listas para usar. En un marketplace el vendedor cuenta con soluciones completas de gestión para vender con seguridad. 

Además, en comparación con el establecimiento de un e-commerce independiente, vender en un marketplace puede resultar más económico en términos de costos iniciales. 

Los vendedores pueden beneficiarse de la infraestructura y el tráfico ya existente en el marketplace, lo que reduce la necesidad de invertir en la creación y promoción de una página desde cero.

Por fin, los marketplaces a menudo realizan actividades de marketing y promoción para atraer a un público más amplio. Estas acciones incluyen campañas publicitarias, descuentos especiales, eventos temáticos, entre otros.

Aprovechar estas actividades es una excelente oportunidad para aumentar la visibilidad de sus productos anunciados e impulsar las ventas sin mucho esfuerzo.

Ventajas de tener un e-commerce

La autonomía y la posibilidad de personalización son las grandes ventajas de tener un e-commerce propio. El vendedor tiene total libertad y control de la apariencia, el diseño y la experiencia del usuario. 

La empresa puede personalizar la tienda para reflejar la identidad de su marca y adaptarla a las necesidades y preferencias de sus clientes. Además, pueden realizar cambios y actualizaciones de manera más ágil y rápida en comparación con el marketplace.

A través del e-commerce propio es más sencillo mantener una comunicación directa con los clientes y realizar acciones dirigidas a su público. Esto permite brindar un servicio al cliente más eficiente.

Cómo elegir entre un marketplace y una tienda en línea

Al elegir entre marketplace o e-commerce propio, es importante considerar varios factores. Para tomar la mejor decisión es importante considerar, entre otras cosas, el tamaño de tu negocio, tus metas y objetivos a corto y largo plazo, tu capacidad de inversión en infraestructura y el alcance que cada modelo tiene.  

Un aspecto interesante a considerar es la naturaleza de tus productos o servicios. Algunos pueden funcionar mejor en un marketplace debido a la competencia y la capacidad de comparación directa con otros vendedores. 

Otros productos pueden requerir una presentación más personalizada o una experiencia de compra única, lo que puede ser mejor logrado a través de una tienda en línea independiente.

Alcance, control y costos

Evalúa si tu objetivo es llegar a un público amplio y aprovechar la audiencia ya establecida de un marketplace. Porque si deseas acceder a una base de clientes existente y tener una mayor visibilidad, esa es la opción más adecuada. 

Sin embargo, si prefieres construir y dirigir tu propia audiencia, una tienda en línea independiente podría ser más adecuada. 

También debes tener en cuenta cuánto control necesitas tener sobre la apariencia, el diseño y la experiencia del usuario. 

Si valoras la capacidad de personalizar completamente tu plataforma de ventas y tener un mayor control sobre la marca y la imagen, un e-commerce independiente te brindará esa flexibilidad. 

Ya, si no consideras la personalización como una prioridad y prefieres enfocarte más en el proceso de venta, un marketplace podría ser más adecuado.

De igual modo, debes ponderar tus capacidades y recursos para administrar un e-commerce independiente. Esto incluye el desarrollo y mantenimiento del sitio web, el procesamiento de pagos, la gestión logística, el servicio al cliente y marketing, entre otros.

Por fin, analiza los costos asociados con cada opción. Los marketplaces a menudo cobran tarifas de comisión o tarifas de publicación, mientras que una tienda en línea independiente puede requerir inversiones iniciales y costos operativos continuos. 

Considera, principalmente, cómo estos valores afectarán tu rentabilidad y evalúa qué opción te brinda un mejor equilibrio entre costos y beneficios.

En última instancia, la elección entre un marketplace y una tienda en línea dependerá de tus necesidades comerciales específicas y tus objetivos a largo plazo. Es recomendable investigar, analizar y considerar cuidadosamente cada opción antes de tomar una decisión informada. 

Además, ten en cuenta que no siempre es excluyente, y algunos comerciantes optan por utilizar tanto un marketplace como una tienda en línea para aprovechar los beneficios de ambas opciones.

La venta en marketplaces puede ser, incluso, una estrategia que ayuda a impulsar el crecimiento de la tienda propia.

Potencia aún más la venta en marketplaces

Algunos vendedores pueden pensar que vender en marketplaces es complicado y genera mucho trabajo, especialmente para anunciar en diferentes plataformas. Sin embargo, hoy en día ya existe la posibilidad de vender de forma integrada y automatizada.

Esto es posible a través de un software de integración que conecta toda la operación de ventas en un panel único e inteligente. 

Un integrador de ventas en marketplace también permite recopilar datos sobre las ventas, lo que genera la oportunidad de realizar análisis detallados. Con esta información se puede tomar decisiones comerciales estratégicas.

¿Quieres saber más sobre la venta integrada en marketplaces? Dale al botón abajo para conocer a ANYMARKET, el hub integrador líder en Latinoamérica.

Compartilhe esse artigo: